¿Cambio en el infierno de Ciudad Juárez?

Hay sitios que son imanes para los periodistas, porque las personas han perdido toda humanidad. Uno de ellos es Ciudad Juárez, la capital más peligrosa del mundo. Este agujero negro ha tenido distintas épocas de “esplendor”, en las que el mundo se interesó por ella. Los feminicidios de Ciudad Juárez recibieron hace años una cobertura mediática bastante importante, aunque como todos los problemas continuos pronto dejó de interesar. Roberto Bolaño la resucitó con 2666, una obra ambientada en una ciudad llamada Santa Teresa, trasunto de la ciudad mexicana. Ahora parece que las cosas han cambiado.

Ciudad Juárez, militarizada

Los universitarios se plantaron ayer ante la violencia, y ante la muerte de todos aquellos que ven y saludan a diario. La mayoría de los medios locales (en España y Portugal no ha aparecido ni una sola reseña) sostienen que la marcha solo censuraba un tiroteo que acabó con un universitario herido, pero los estudiantes iban más allá. Exigían la retirada inmediata, no de los narcotraficantes, sino del Ejército y la Policía Federal, que ha provocado una escalada de violencia en vez de mejorar la situación. Aunque las fuentes oficiales afirman que la violencia se redujo en un 70% desde que se militarizó la ciudad(¿cómo se puede medir el porcentaje de violencia?), las muertes han aumentado cada año.

Entonces, después de estos datos, ¿cómo puede mejorar Ciudad Juárez? Los universitarios salen a las calles todos los viernes, aunque la manifestación de ayer tiene varios elementos que la hacen única. Hasta ahora los actos de protesta han sido “tímidos”, pero esta marcha supone una ruptura frontal y abierta contra la sociedad actual. Todavía queda mucho por hacer (Ciudad Juárez tiene un promedio de muertes más alto que Bagdad), pero se están dando pasos que crean esperanza. Una jefa de policía idealista y joven, de solo 20 años (ojalá no muera pronto); varias pequeñas iniciativas, que dan resultados antes de que los dirigentes se corrompan; y el principal factor: una sociedad que está harta. Tenemos que evitar que todas estas muertes se olviden, o pierdan todo interés. Solo así podremos seguir luchando

PD: Si queréis saber qué pasa realmente en Juárez, seguid el blog de Judith Torrea: Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s