El terrorismo en Bielorrusia no tiene dueño

Una explosión en Minsk, la capital de Bielorrusia, mató el pasado lunes  a 11 personas, y causó más de 100 heridos. Todas las agencias informan de eso, una explosión, pero la hipótesis más extendida es que se trata de un atentado. Este atentado recuerda al atentado de 2008, donde una bomba en un concierto al aire libre causó más de 55 heridos. Por aquel atentado fueron procesados miembros de la oposición y de un grupo nacionalista, la Legión Blanca. Pero en Bielorrusia no está claro – como en el resto del mundo – quienes no son terroristas en algún sentido.

Alexander Lukashenko dirige Bielorrusia desde 1994, y es llamado “el último dictador de Europa.” Por supuesto, ha renovado su cargo en sucesivas elecciones, la última de ella con el 80% de los votos a su favor, pero la oposición ha tildado los comicios de “falsificación“. Además, la presencia de la oposición en los medios es mínima, en un sistema donde la censura es cotidiana, y las manifestaciones se traducen en miles de despidos – debemos recordar que la mayoría de las empresas son públicas. Esto cuando no se saldan con represiones brutales y violentas contra la población. Aunque no todo parece tan claro.

Los partidarios de Lukashenko, así como el propio gobierno bielorruso, han denunciado varias veces el trato “injusto” dado al régimen, ya que no se trata del “último dictador”, sino del dirigente de uno de los pocos países de Europa del Este “no controlados por el capitalismo internacional ni el imperialismo.” De hecho, Bielorrusia es conocida por jugar siempre con sus alianzas; sus alianzas han pasado por la Unión Europea, Rusia, China e incluso el Irak de Sadam Hussein. Por otra parte, la oposición siempre ha actuado con violencia, mientras que para el presidente Lukashenko las manifestaciones se han disuelto de forma más “humana” que en Francia.

Fuerte censura, presidente omnipresente en los medios de comunicación, unas elecciones que no son completamente fiables y una oposición que no juega siempre limpio, además de una postura internacional poco clara, distorsionan la percepción que podemos tener de Bielorrusia. Demasiados intereses y posturas enemistadas han dejado caer a Bielorrusia en el tópico de las repúblicas soviéticas, donde no hay orden ni ley. Un tópico que no existe en el siglo XXI.

Actualizado 12/04/2011: La KGB bielorrusa (sí, siguen con ese nombre) está 100% segura de que el atentado fue planeado por islamistas extranjeros. Culpar a otros es una buena forma de calmar la situación.

Anuncios

Una respuesta a “El terrorismo en Bielorrusia no tiene dueño

  1. Pingback: Corte Penal Internacional (bueno, menos en Occidente) « El aire viciado·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s